Poseido por el diablo


Nunca nadie podrá convencerme que dar la vida por vos no tiene sentido y no vale la pena, por mas que lo intenten nunca dejare de amarte te seguiré a todo lado, porque tu y mi viejita linda son lo mas importante, son mi razón de vida y me duele que ella no te quiera y no pueda entender este sentimiento que me embarga cada vez que te veo, no importa la cancha cual sea o que tan lejos quede, el cuento es estar  ahí cerca de ti pase lo que pase aunque sea solo 90 minutos, seguro serán los mejores y vivirán toda la vida guardados en mi mente como un recuerdo de amor, de magia pura.
 
Nadie siente lo que yo si, estar en la tribuna alentando es la mejor experiencia, es indeible, mis sentidos se elevan y me siento con tanto poder, que mi cabeza no piensa en nada mas que no sea en seguir cantando, pero si por el contrario no se tiene adentro la pasión ubíquese que este no es su sitio, porque ante los ojos de la supuesta “gente de bien” los barristas no son mas que unos vagos, marihuaneros, y se que  piensan eso de mi.
 
Un barrista lo da todo y deja todo en la tribuna. Lo único que necesita es su libertad y ese incansable aguante que nunca dejara de tener. No importa si no hay dinero, como sea de cualquier manera va a estar ahí en la popular alentando. No siente hambre ni cansancio ni mucho menos amargura porque esa es su felicidad, su tranquilidad; es lo que le da fuerza y lo motiva a levantarse cada mañana en busca de su sueño, el sueño de ser campeón. Porque el américa es lo más sagrado que tiene, es su debilidad, su obsesión, su vicio, lo es absolutamente todo. Desde que nació su vida esta destinada a seguirle hasta morir, es su razón de ser, esta atado por un lazo irrompible a el, su pasión insaciable lo hará eterno después de su muerte.
 
Nadie lo entiende y le vale huevo, no necesita de nadie, está bien solo o con sus compañeros de barra, aunque al final de cuentas la barra es lo de menos importancia, es solo una herramienta para llegar a un fin, y ese fin lo vale todo.

No le hace falta el aprecio de nadie, le basta con el amor que siente por el equipo, el cual es tanto y tan sincero, que estaría dispuesto a vender su alma al diablo y dejarse hasta matar por defender la camiseta lo que significa todo, y que decir de ese color escarlata que tendrá en sus venas orgullosamente por el resto de su vida, porque siente que su sueño se hace realidad cada vez que te ve; así pierdas, no importa por que su amor lo supera todo; desilusiones, incomprensión, desprecios, insultos y hasta discriminaciones, y no quiere ni podrá sacar de adentro el sentimiento de cariño que siente hacia vos, por que te lleva presente en cada pensamiento que pasa por su cabeza.
 
Pueda que todo lo anterior suene irracional y hasta sin sentido para muchas personas, pero es amor del verdadero, aquel que cualquier persona podría tener por otra, en este caso es el mío por el américa, un amor inmenso que traspasa todo; las desilusiones, la incredulidad, la intolerancia, todos  los sentimientos de odio y a veces lastima que tienen los faltos de pasión hacia nosotros.
 
Para mi es motivo de orgullo decir que soy americano, no de papel como muchos que solo aparecen cuando el equipo esta en las buenas y se esconden su camiseta en las malas, sino de verdad como tiene que ser, fiel y de aguante. Le doy gracias a dios por  tu existencia mechita



Proxima Fecha
Copa Mustang II

América vs Nacional
Estadio Pascual Guerrero
Sabado 19 de Julio
6:00 p.m.
 

=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=